Conoce los 3 tipos de fondos de inversion

Si eres afortunado, llegará un momento de tu vida en el cual deberás decidir qué hacer con el dinero que tienes ahorrado. Hay personas que prefieren invertirlo en acciones, tenerlo abajo de un colchón -lo cual no es lo más recomendado-, operar en brokers o, si no eres particularmente arriesgado, colocarlo en fondos de inversion

Ahora, bien, te estarás preguntando qué es un fondo de inversión o plazos fijos, como se los conoce en algunos países latinoamericanos. Es una forma de inversión que te asegura el capital invertido con una ganancia pequeña o mediana, en una determinada cantidad de tiempo. En ese tiempo no podrás utilizar tu dinero. 

Hay 3  tipos de fondo de inversión:

-Garantizado de rendimiento fijo. Necesita garantía de un 3ro y te  que asegura tu inversión más un rendimiento fijo. 

– Garantizado de rendimiento variable. Asegura la recuperación de la inversión más una posible cantidad variable.

– De garantía parcial. Rentabilidad a vencimiento, tambiénligado a la evolución de instrumentos de renta variable. Ten cuidado, porque segura la recuperación de un porcentaje menor al total de la inversión inicial.

Problema: mi gato no come

    Que el gato no quiera comer es un trastorno que padece no solo el animal, sino su dueño. Es un signo de que algo en él anda mal, y que debe ser observado, en primer lugar por el propietario, quien pueda hacer una evaluación correspondiente para dictaminar si es necesario acudir a un profesional o no. 

    Si mi gato no come, puede ser por diferentes causas, a saber:

  • Enfermedades periodontales, que tengan que ver con una inflamación en las encías o con bacterias bucales.
  • Enfermedades gastrointestinales, como colitis, inflamación del intestino, del páncreas, parásitos, la ingesta de algún cuerpo extraño (como una cuerda) o incluso tumores.
  • Enfermedades renales, más tratándose de un gato mayor. Las enfermedades renales producen náuseas, haciendo que el animal no quiera comer.
  • Otros factores determinan la no alimentación del gato, pueden ser la inyección de la vacuna, los cambios de horario padecidos por toda la familia o incluso la ansiedad (porque sí,  los gatos también padecen de ansiedad).

    Será necesario que el dueño del gato esté atento a qué síntoma padece, que esté provocando que no quiera comer. De esta forma, podrá saber si se necesitará tratamiento médico o no. El médico, en sí, podrá dictaminar medicamento o dieta, o incluso alimentación a través de jeringa.